Dirección asistida: ¿Qué es? ¿Por qué se puede averiar?

Todos conocemos la dirección asistida dado que en todos los vehículos actuales viene de serie. Pero los que peinamos canas sabemos que esto no fue así siempre.

La dirección asistida hace que las maniobras sean más fáciles, seguras y cómodas. Pero donde se nota especialmente es a la hora a aparcar. No tienes que hacer un esfuerzo titánico a la hora de girar el volante.

El primer sistema de dirección asistida apareció en 1876. Se sabe muy poco sobre él. El siguiente se instaló en un camión en 1903 y usaba un motor eléctrico (independiente) con el fin de ayudar al conductor a girar las ruedas delanteras.

Pero no fue hasta 1951 cuando Chrysler introdujo el primer sistema de dirección asistida en un coche de producción en masa, lo llamarón “Hydraguide”.

¿Cómo funciona una dirección asistida?

La dirección asistida es un sistema que reduce la fuerza (par de giro) que ejerce el conductor sobre el volante para mover la dirección.

FAUTOANLINEAMIENTO = FASISTENCIA DE LA DIRECCIÓN FCONDUCTOR

Esta es la fórmula detrás del sistema de dirección. En donde la fuerza de autoalineamiento depende del vehículo y la velocidad. Cuanto menor es esta última, mayor es la resistencia.

¿Qué tipos hay?

Hay tres tipos:

  • Hidráulica: en desuso por ser muy pesada y consumir mucha energía.
  • Electrohidráulica: pocos recursos, mantenía las sensaciones de lo que ocurría bajo el volante.
  • Eléctrica: más compacta, ligera y ayuda a reducir el consumo de combustible. Limita las sensaciones bajo el volante.

Síntomas de una dirección asistida defectuosa

  • Ruidos al girar el volante
  • Volante duro como una roca
  • Vibración del volante al ralentí

¿Qué problemas tiene?

  • Pérdida de líquido (el más común)
  • Aire en el sistema
  • Obstrucción en el sistema
  • Correa de accesorios agrietada o rota
  • Manguitos agrietados o rotos

Para evitar estos problemas es mejor actuar de manera temprana, te ahorras pasar un mal rato en la carretera.

Fuente: https://noticias.coches.com/consejos/direccion-asistida/402293

¿Qué es la barra estabilizadora? ¿Cómo funciona?

Casi todos los vehículos tienen una barra estabilizadora que mantiene conectados los neumáticos a la carretera y evita que los pasajeros terminen mareados.

Barras estabilizadoras hay de muchos tipos, ya que dependen del diseño de la suspensión de cada vehículo. Sin embargo todas tienen algo en común: siempre van colocadas en la misma posición, perpendiculares al eje longitudinal del coche.

Esta colocación permite conectar los movimientos verticales de las ruedas izquierda y derecha para trabajar de manera conjunta con los amortiguadores, con el objetivo de conseguir una conducción más dinámica y más comodidad para los pasajeros.

¿Qué es una barra estabilizadora?

Por norma general, la barra estabilizadora es una pieza de acero cilíndrica en forma de “U” que une los extremos derecho e izquierdo del mismo eje a través de los brazos de control. Esto hace que las ruedas suban o bajen a una altura parecida con la finalidad de reducir el balanceo.

La barra está unida al chasis del vehículo por medio de dos puntos con unos casquillos de goma y unas bieletas que cuentan con dos rótulas. Estas rótulas son las que permiten que la barra se mueva y que a la vez esté fijada en su sitio.

¿Cómo funcionan?

Para decirlo de una manera fácil, la barra estabilizadora evita que el coche se mueva como un barco cuando tomas una curva. Una estabilizadora es un brazo de palanca formado por el centro de balanceo, el eje de balanceo y el centro de gravedad. Dicho esto, cuanto mayor sea el peso que se desplaza, mayor será el balanceo, como ocurre en un todoterreno o en un SUV.

La forma más sencilla de ajustar el equilibrio del chasis es mediante una barra estabilizadora. Esto hace que evitemos el sobreviraje o el subviraje.

¿Qué desventajas tiene?

Si la barra estabilizadora de nuestro automóvil es muy rígida, la fuerza del golpe en una rueda se transferirá a la otra, esto terminará derivando en movimientos discordantes. Este problema se agrava en carreteras en mal estado y hace que el coche se mueva y traquetee con la incomodidad que supone para los ocupantes.

Fuente: https://noticias.coches.com/consejos/barra-estabilizadora-que-es-y-como-funciona/411978

Descarbonización

Trucos para prolongar la vida del motor de tu coche

En el pasado post hacíamos referencia al mantenimiento del motor y ahora os vamos a dar una serie de trucos para prolongar su vida útil.

Ya sabemos que el motor es el corazón de nuestro vehículo y por eso demos de estar atentos a su mantenimiento. Pero esto no es suficiente para que el motor funcione sin problemas. Nuestra forma de conducir influye a la hora de mantener la salud del motor. Tenemos que ser conscientes de esto y posiblemente cambiar nuestra manera de conducir.

Sé respetuoso con él

Si te acabas de comprar un vehículo nuevo, ten en cuenta el periodo de rodaje. Este ayuda al motor a ajustarse y asentarse. Respetar el periodo de rodaje es una inversión para el futuro.

Respeta los tiempos de calentamiento

El frío es enemigo del motor, se necesita más energía para que arranque y empiece a funcionar. Si no vas con prisa y la mañana es fría, enciende el motor y deja que se caliente.

No fuerces la transmisión

Si el cambio de marchas de tu vehículo es manual, pisar al acelerador de forma brusca con el motor funcionando a bajas revoluciones o en marchas altas, no es una buena idea. Esto hará que el motor trabaje innecesariamente y provocará un desgaste antes de tiempo. Reduce la marcha antes de pisar el acelerador.

Si lo que necesitas es frenar, intenta no abusar del freno motor. Esto daña al tren motriz. Úsalo en invierno con carreteras heladas.

Otro error que solemos cometer es llevar el pie apoyado en el pedal del embrague. Esto genera una fricción que provoca un desgaste en el embrague.

No cargues mucho peso

No cargues peso excesivo en un vehículo pequeño con un motor modesto.

No te quedes sin combustible

Si tienes un vehículo diésel tienes que tener especial cuidado con esto. Si los inyectores meten gran cantidad de aire al sistema este puede fallar.

Intervalos de mantenimiento

Respeta los intervalos de mantenimiento que indica el fabricante.

No ignores los testigos

Ignorar las luces de emergencia del cuadro de instrumentos puede suponer una avería que no queremos.

Fuente: https://noticias.coches.com/consejos/trucos-prolongar-vida-motor-coche/408999

Mantenimiento del motor

El corazón de un vehículo es el motor y por ello debe de funcionar correctamente para que cumpla su cometido. Decir que es importante tener un motor en perfectas condiciones es bastante obvio. Para conseguir este objetivo, tenemos que poner de nuestra parte.

Por este motivo os vamos a ofrecer unos sencillos consejos para mantener el motor del coche lo más sano posible.

Aceite y filtro

El aceite es uno de esos elementos del motor que son muy importantes para su buen funcionamiento. Lubrica las partes móviles del motor, enfría el motor, reduce el desgaste… Es vital mantenerlo limpio para que el motor este perfecto.

Lo mejor es consultar el manual del vehículo para saber cada cuando tiempo hay que cambiarlo. También es conveniente revisar el nivel del aceite de vez en cuando, con el fin de evitar sorpresas desagradables.

Liquido refrigerante

Los metales y aleación de los que están hechos los motores no suelen ser muy amigos del calor. Las reparaciones pueden ser muy costosas si el motor se sobrecalienta.  Aquí es donde entra en escena el líquido refrigerante, otro de esos elementos que tiene el motor al que no solemos prestar atención, pero que es muy importante. Conviene revisar su nivel de vez en cuando.

Combustible

Tanto la gasolina como el diésel contienen sedimentos que se depositan en el fondo del depósito de combustible. A lo largo de los años se crea una capa de residuos que, si llega al motor, puede provocar una avería. Para que esos residuos no lleguen al motor la solución es no apurar a la hora de repostar el combustible.

Correa de accesorios

Este elemento sirve para impulsar varios dispositivos periféricos imprescindibles para el funcionamiento del motor, como el alternador. Es fácil saber si ésta dañada por que oirás chirridos al conducir.

Filtro del aire

El motor, al igual que nosotros, necesita aire limpio para funcionar. Asegúrate de que el filtro este lo más limpio posible.

Calentamiento del motor

Los motores están fabricados para que la velocidad sea constante. Acelerar bruscamente cuando el motor este frío puede pasarle factura a lo largo del tiempo. Cuando tenga la temperatura adecuada puedes exigirle un poco más de alegría.

Fuente: https://noticias.coches.com/consejos/consejos-mantenimiento-motor-coche/417519

Como cuidar el aire acondicionado del coche

En el anterior post hablábamos sobre los trucos para gastar menos combustible cuando usamos el aire acondicionado. Siguiendo con el tema del aire acondicionado, ahora hablaremos sobre cómo cuidarlo.

Muchos de nosotros no ponemos el aire acondicionado hasta que no nos queda más remedio. No lo hacemos con la excusa de que se gasta más combustible, lo que por otro lado es cierto. Pero también es cierto que, cuando el habitáculo del vehículo supera los 22 grados centígrados, el conductor del coche comienza a sufrir problemas de somnolencia. Además, si la temperatura es de 27 grados, el tiempo de reacción se reduce en un 22% con respecto a una temperatura de 22 grados.

Dicho esto, ahora os vamos a ofrecer una serie de pautas para hacer un uso razonable del aire acondicionado.

Temperatura idónea

Según los expertos la temperatura idónea está comprendida entre los 22 y 24 grados.

Orientación de los aireadores

La forma más eficiente es orientar hacia arriba los centrales y hacia la ventanilla los laterales. Con lo primero conseguimos que el habitáculo se refrigere de manera paulatina y con lo segundo creamos una barrera contra el calor que provoca el contacto directo de los rayos del sol.

Tener los filtros limpios

Si los filtros están sucios o mal colocados llegará al interior del coche menos cantidad de aire.

Nivel de carga

Si ves que al aire acondicionado le cuesta mucho enfriar el habitáculo puede ser el momento de revisar la cargar de gas.

Recirculación del aire

Si vas a realizar un viaje largo, lo óptimo es conectar la recirculación del aire, con el fin de aprovechar el aire frio del interior y no castigar el sistema.

Apagar el aire a tiempo

Apaga el aire antes de parar el coche. Con esto conseguimos que no sufra el compresor.

Conéctalo en invierno

Como ya explicamos en el post anterior es importante que se conecte de manera regular el aire acondicionado. El fin es mover el aceite por todo el circuito.

Fuente: https://noticias.coches.com/consejos/mantenimiendo-aire-acondicionado-coche/346736

Trucos para ahorrar combustibles cuando usamos el aire acondicionado

Ahora que empieza el buen tiempo y el calor va a ser una constante en los próximos meses, es un buen momento para hablar sobre el aire acondicionado.

Os vamos a ofrecer una serie de trucos para que el aire acondicionado enfríe de la mejor manera posible sin que ello suponga un gasto extra de combustible. También nos servirán para alargar la vida útil del aire acondicionado.

Lo primero es explicar cómo funciona.

El proceso de enfriamiento del aire se basa en la compresión y descompresión del gas refrigerante dentro del circuito cerrado del aire acondicionado.

Cuando se comprime el gas aumenta su temperatura. Al salir del compresor hacia la válvula de expansión pasa por el condensador que se encarga de volver a enfriarlo. El gas se convierte en líquido en este proceso. El líquido refrigerante pasa por otra válvula de expansión para entrar en el evaporador donde vuelve a su estado gaseoso.

Todo el proceso requiere un esfuerzo por parte del motor, con un incremento de consumo de combustible que estaría entre un 5 y un 20%.

Antes de entrar

Abre la ventanilla en un lado y a continuación, abre y cierra la puerta en el otro lado 5 o 6 veces. Esto ayuda a bajar la temperatura del interior del vehículo en unos grados.

Al arrancar

Para ayudar al aire acondicionado a trabajar mejor, lo ideal es que durante los primeros minutos circulando mantengamos la ventanilla del coche un poco abierta.

¿Lo has usado en invierno?

Como cualquier otro elemento del automóvil, es importante hacerlo funcionar con regularidad. Por eso, no dudes en usarlo en invierno para desempañar los cristales.

No forzarlo

Debemos evitar que trabaje a máxima potencia para que no se estropee. Para ello recuerda los dos primeros puntos. Una vez en marcha, no tienes por qué congelarte. La temperatura ideal es de unos 22 grados.

Fuente: https://noticias.coches.com/consejos/trucos-ahorrar-combustible-aire-acondicionado/211473

¿Qué son las válvulas de neumático?

Las válvulas de neumáticos es uno de eso elementos que siempre pasan desapercibidos para cualquiera, pero que forman parte del único elemento del vehículo que esta en contacto con el suelo, la rueda.

Muchas personas piensan que el mantenimiento del coche se limita a hacer la revisión anual y pasar la ITV sin faltas graves. Este pensamiento está lejos de la realidad. Hay cosas que afectan a la integridad del coche y que son nuestra responsabilidad.

¿Qué es una válvula de neumático?

Su nombre oficial es válvula de Schrader, por la compañía que la patentó, o válvula americana. Está formada por un cuerpo de goma o metálico, un tubo metálico con una rosca y una tuerca.

La válvula es la responsable de mantener la presión del aire en el interior de la rueda. Esto somete a las válvulas a mucho esfuerzo.

Si una válvula esta dañada o defectuosa o rota, el aire del interior del neumático se escapará poco a poco del vástago y habrá una perdida de presión. El vástago es la parte de la válvula por donde se infla la rueda. La pérdida de presión es muy peligrosa cuando circulamos a velocidades altas.

Además, si el nivel de presión de una rueda es demasiado bajo, la distancia de frenada se incrementa hasta un 20% en el caso de que la carretera esté mojada. Esto supone un riesgo para la conducción y un desgaste en todo el sistema de seguridad formado por los neumáticos, los amortiguadores y los frenos.

Si observas que alguno de tus neumáticos sufre una perdida de aire de manera lenta, la razón puede estar en la válvula del neumático y convendría su sustitución para evitar males mayores. Su sustitución es rápida, fácil y económica. Su precio estaría entre los 15 y los 30 euros, en un taller especializado (nuestra recomendación) o unos 5 euros en el caso que seas un manitas y quieras realizarlo tú mismo.

Por último, se recomienda cambiar las válvulas de los neumáticos cada 6 meses.

Fuente: https://noticias.coches.com/consejos/valvulas-de-neumatico/363289

 

 

¿Qué es la Sonda Lambda?

En 1976, Robert Bosch implantó por primera vez la sonda Lambda en un coche. Es una pieza desconocida para el gran público pero que en los talleres esta muy presente desde hace muchos años.

Tu coche puede tener varias en su interior. Por lo general suelen estar situadas en el colector de escape, detrás del catalizador o tras la turbina del turbo en motores de ciclo Otto. En los motores en “V”, puede haber una sonda por bancada o incluso una por cilindro; esto último sirve para tener una regulación selectiva.

¿Cómo funciona?

Se podría decir que la sonda lambda es un generador eléctrico en pequeño. La razón, que produce voltaje cuando se calienta.

Una sonda lambda produce 0,9 voltios cuando la mezcla de combustible es rica y hay poco oxígeno que quemar en el escape, 0,1 voltios si es pobre y 0,45 voltios en el caso de que esté equilibrada.

El sensor de oxígeno tiene que estar a unos 300 grados centígrados antes de que empiece a generar la señal de voltaje. Por este motivo muchas sondas incorporan un pequeño calefactor, lo que ayuda a que la sonda alcance la temperatura de funcionamiento.

¿Para qué sirve?

Las sondas lambda hacen posible la inyección electrónica de combustible y gestionan el control de emisiones del motor. Ayudan a determinar la relación entre el aire y el combustible. Como consecuencia de esto, se reduce el consumo de combustible en un 15% aproximadamente si se compara con coches que no la tienen instalada. También hay una reducción de emisiones contaminantes.

¿Cómo detectar si da problemas?

Una sonda lambda suele durar unos 150.000 kilómetros.

Cuando la sonda empieza a fallar, no envía datos a la centralita del coche. Este fallo produce un aumento en el consumo de combustible y de las emisiones. La consecuencia de todo esto es la obstrucción del catalizador. La sustitución de esta pieza es una avería bastante cara por lo que es conveniente estar atento a las señales que nos indican que la sonda esta fallado.

  1. La luz de “avería motor” se ilumina
  2. El coche vibra más de lo normal al arrancar
  3. El consumo de combustible es muy alto
  4. El motor no responde al acelerar fuerte
  5. Aumento de gases tóxicos

Fuente: https://noticias.coches.com/consejos/sonda-lambda-funcionamiento-problemas/410432

¿Por qué aparece óxido en el coche? ¿Cómo evitarlo?

La humedad es la principal causa de la oxidación. La exposición a la lluvia o la nieve, de forma continua, es un factor que aumenta la aparición de óxido. La antigüedad del coche, tenerlo en la calle o vivir en una zona con costa influye de manera negativa.

¿Qué es?

El óxido se produce cuando un metal reacciona con el oxígeno o el agua. Esta reacción es visible por medio de una capa marrón-rojiza. Esa capa puede derivar en la corrosión del material.

¿Cuáles son los factores que favorecen su aparición?

  • El clima: La exposición a lluvia y nieve. Las sales que echan a las carreteras para evitar el hielo. Además de temperaturas altas.
  • La edad: La pintura y los revestimientos sufren desgate con el tiempo.
  • Los materiales: Los vehículos antiguos se fabricaron sin revestimientos no reactivos. Los más moderno ya los tienen.
  • Estilo de conducción: Conducir fuera de carreteras con asfalto.

¿Dónde suele surgir?

En cualquier material metálico del coche.

  • Vigas del chasis
  • Pasos de rueda
  • Sistema de escape
  • Suspensión
  • Suelo del maletero
  • Parabrisas: Áreas circundantes
  • Puntos de unión
  • Rallones y abolladura
  • Agujeros de drenaje

¿Cómo evitarlo?

Estar atento a dónde aparcar el vehículo. Estacionar sobre tierra, nieve, césped o superficies mal drenadas es sinónimo de óxido.

Mantener el coche limpio y seco. La suciedad contribuye a la aparición de óxido y su acumulación. Se debe lavar el coche cada dos semanas sin importar en que estación del año estemos.

Cuidado con la sal. La combinación con agua hace más rápida la corrosión.

No te quedes sin combustible. Una de las reparaciones más costosas por culpa del óxido es el cambio de la bomba de combustible.

Usa un aerosol antioxidante. Utilízalo cuando veas un poco de oxido para evitar que se acumule.

Revestimiento cerámico. Es un polímero líquido que se aplica a la pintura con el fin de que ésta sea más duradera.

Fuente: https://noticias.coches.com/consejos/oxido-en-el-coche/409999

 

Cómo detectar problemas en los frenos del coche

En el artículo anterior hablábamos sobre los frenos de disco y ahora vamos a ver cómo podemos detectar problemas en ellos.

Mucho recorrido en el pedal

Puede deberse a dos circunstancias: o bien el líquido de frenos está bajo o en mal estado (revisar si hay una fuga) o bien las pastillas de frenos están desgastadas (sustituirlas).

Menos recorrido en el pedal

El causante de este comportamiento suele ser que las partes móviles del freno están en mal estado. Si el pedal no vuelve de manera normal al estado inicial es conveniente pasar por el taller.

Pedal esponjoso

Puede producirse por dos causas: o bien las mangueras del freno están defectuosas o bien hay aire o agua en el circuito.

Pedal demasiado duro

Puede deberse a múltiples causas, entre las más comunes están que las pastillas estén sucias o cristalizadas o que el disco esté dañado o falle el servofreno.

Una rueda se bloquea

Tiene que ver con que alguna de las partes del sistema no funciona correctamente o está agarrotada, hinchada u obstruida.

También podría ser que el cable del freno de mano esté enganchado.

El pedal de freno vibra

No confundir con el ABS, suele estar relacionado con que el disco de freno esté alabeado o con el desgaste de los rodamientos de las ruedas. Otra posibilidad es que las ruedas estén mal equilibradas.

Frena poco en caliente

Si esto ocurre cuando vas rápido y frenas a fondo, es el fadding (un exceso de trabajo en el sistema de frenado). Si no es el caso, puede que las pastillas sean de mala calidad o que los discos de freno sean muy delgados

El coche se va hacia un lado

Puede que las pastillas están sucias, cristalizadas o con grasa. También puede deberse a los neumáticos, la rótula o los amortiguadores

Escuchar un chirrido al frenar

Suele deberse a que las pastillas están desgastadas, sucias o son mala calidad. También puede deberse a que las pastillas rozan con el caliper o a que los discos de freno estén en mal estado.

Estos son los problemas más comunes que te puedes encontrar. Puede que el tuyo no sea ninguno de estos, por lo que deberías de acercarte al taller lo antes posible.

Fuente: https://noticias.coches.com/consejos/como-detectar-problemas-en-los-frenos-del-coche/76368

¿De qué están hechos y cómo funcionan los frenos de disco?

En 1917, Malcolm Loughhead, inventó un nuevo tipo de frenos que funcionaban de manera hidráulica. Un par de años más tarde los mejoró e introdujo el primer sistema de frenos hidráulicos modernos. A pesar de que no eran fiables del todo, debido a problemas con el proceso de fabricación, la industria del automóvil los fue incorporando de manera paulatina.

Con el avance y la mejora de los materiales y los procesos de fabricación, los frenos de disco se han convertido en más fiables y efectivos. La gran mayoría de los vehículos tiene frenos en las cuatro ruedas que son accionados por un sistema hidráulico.

Los hay de dos tipos: de disco y de tambor. Los frenos de disco se suelen colocar en las ruedas delanteras ya que, juegan el papel más importante a la hora de traccionar el coche.  ¿Por qué? La repuesta sencilla. Cuando frenamos un vehículo todo el peso va dirigido a la parte delantera y como no todo ese peso se dirige hacia las ruedas.

¿De qué se componen?

Se componen de tres elementos:

  1. Pastillas: Están dentro de la pinza y a ambos lados del disco. Están fabricadas con un material de fricción con una placa metálica de respaldo.
  2. Pinzas: las hay de dos tipos fijas y flotantes. Las fijas se instalan en deportivos y coches de lujo. Dentro de las flotantes hay dos tipos de uno o dos pistones. Las pinzas son las que presionan las pastillas.
  3. Discos: Van montados en el buje y giran con la rueda. Cuando se frena, la energía cinética del coche se convierte en calor debido a la fricción de los discos y las pastillas. La forma de disipar este calor es con disco ventilados. Debido a que tienen que soportar grandes temperaturas suelen están fabricados de hierro fundido en su gran mayoría, pero también puede estar hechos de carbono, cerámica o aleaciones.

¿Cómo funcionan?

Cuando pisamos el pedal del freno, los líquidos que circulan por los pistones y tubos presionan las pastillas de freno y éstas a su vez presionan los discos.

¿Cuánto duran?

Depende mucho del tipo de conducción y de los materiales de que estén hechos. Las pastillas entre los 40.000 y 120.000 kilómetros y los discos entre los 80.000 y 120.000 kilómetros.

Ventajas y desventajas

Ventajas

  1. Más ligeros que los frenos de tambor.
  2. Mejor enfriamiento
  3. Mejor resistencia a la decoloración
  4. Distribución uniforme de la presión
  5. Su sustitución es relativamente sencilla

Desventajas

  1. Más caros que los de tambor
  2. Mayor presión del pedal para detener el vehículo

Fuente: https://noticias.coches.com/consejos/frenos-de-disco/405399/

¿Qué es el AdBlue?

El AdBlue es una disolución de urea al 32,5% en agua desmineralizada. Es una sustancia cristalina que va almacenada en un depósito aparte del diésel.

¿Para qué sirve este líquido?

Como sabemos, los motores diésel siempre están bajo sospecha a la hora de hablar de emisiones contaminantes. Aquí es donde entra el AdBlue.

Este líquido es inyectado en la línea de escape, justo antes del filtro de partículas con el objetivo de descomponer las moléculas de NOx. Lo hace a través una reducción catalítica selectiva (SCR), consiguiendo una diminución de las emisiones de óxidos de nitrógenos (NOx).

¿Cuándo se gasta el AdBlue?

Su consumo depende del tipo de coche y, como no podía ser de otra manera, de la mecánica. Lo normal es que esté entre 1 y 2 litros cada 1.000 kilómetros. De esta forma, si el depósito es de 10 litros, la autonomía total estaría entre los 5.000 y 10.000 kilómetros.

No tienes por qué preocuparte, ya que el vehículo te avisará con antelación para que realices el repostaje.

¿Cómo repostar AdBlue?

Repostar AdBlue es una tarea bastante sencilla. Suele venderse en garrafas con las instrucciones para realizarlo. Normalmente el depósito de AdBlue está al lado del depósito de combustible. Su tapón es de color azul. No te olvides de tener un adaptador para la boquilla.

Su precio suele rondar entre los 0,60 y 0,80 euros el litro.

 ¿Funciona un coche sin AdBlue?

Una vez que nuestro vehículo nos avise de que nos estamos quedando sin AdBlue y seguimos circulando, lo más probable es que inicialmente no ocurra nada. Incluso si se ha gastado por completo. Pero una vez que paramos el coche, este no volverá a arrancar. Esto es debido a la programación electrónica del coche. Si esto ocurre no nos quedará más remedio que llevar el coche al taller.

Fuente: https://noticias.coches.com/consejos/pasa-algo-si-coche-diesel-se-queda-sin-adblue/404896

¿Por qué mi coche da tirones?

Siempre queremos que nuestro vehículo este en perfecto estado, pero hay que tener claro es una misión bastante complicada. Un día, de repente y sin avisar, nuestro coche comienza a dar tirones o notamos una vibración molesta al estar parados.

¿Por qué tiene este comportamiento? ¿Qué hemos hecho mal?

Simplemente, puede deberse al desgaste, nuestra manera de conducir, las condiciones del tráfico o pura mala suerte. Ahora bien, ¿qué podemos hacer? Esto depende de varios factores. Si son trompicones en frio o en caliente, si es en parado o en movimiento, si es en un rango bajo o medio de revoluciones, si es al cambiar de machar o estando al ralentí.

Las causas pueden ser múltiples, desde problemas con el sistema de arranque hasta problemas con el tubo de escape.

Si los tirones son bruscos y/o prolongados pueden tener consecuencias muy graves, como un accidente de tráfico.

Pongamos un ejemplo típico: “Mi coche da tirones, pero desaparecen cuando dejo de acelerar”. ¿Cuál podría ser el problema? Puede ser el suministro de combustible, de aire, bujías gastadas o los cables conectados a estas. Otra causa podría ser que el convertidor catalítico obstruido.

Otro ejemplo: “Mi coche tiembla en primera y se quita cuando pongo una velocidad más alta” La razón más probable es que sea un problema de desgate en el embrague, aunque también podría ser que una fuga de aceite hubiera contaminado el embrague.

Otro más: “Mi coche da tirones cuando acelero a baja velocidad, pero no pasa a velocidades altas”. Además de todas las mencionadas hasta ahora, la causa podría ser que la tapa del distribuidor tuviera humedad. Otra causa tendría que ver con los soportes del motor, que estuvieran desgastados, rotos o mal ajustados.

Para terminar, vamos a enumerar las causas más frecuentes para este tipo de problemas:

  1. Línea de combustible o de aire bloqueada
  2. Acumulación de humedad
  3. Convertidor catalítico obstruido
  4. Inyectores de combustible sucios
  5. Sensor del flujo de masa de aire (MAF) defectuoso
  6. Bujías gastadas
  7. Bomba o filtro de combustible dañado
  8. Filtro de aire sucio
  9. Sistema de arranque averiado
  10. Módulo de control de la transmisión (TCM) defectuoso
  11. Cable del acelerador desgastado
  12. Nuestra destreza con el cambio de marcha
  13. Kilometraje bajo
  14. Fugas en el vano
  15. Embrague desgastado
  16. Gasolina de baja calidad

Fuente: https://noticias.coches.com/consejos/coche-da-tirones/369382

Descarbonización

¿Para qué sirve la descarbonización del motor y cómo influye en nuestro vehículo?

El otro día hablábamos sobre la válvula EGR y en aquel artículo se mencionó la carbonilla. Hoy vamos a hablar de cómo se produce y de qué solución tiene este problema.

Si no queremos que la vida útil del motor de nuestro coche se acorte, tenemos que poner remedio al problema que genera la carbonilla en el motor.

Lo primero de todo es saber qué es la carbonilla.

De cada gota de carburante que se usa en la combustión del motor, hay una parte que se desperdicia. El resultado es un residuo sólido (la carbonilla) y el conjunto de gases de la combustión.

El azufre de los combustibles se junta con los residuos que generan las piezas metálicas del motor y se adhieren a otras superficies. Esto produce una obstrucción en todo el motor y especialmente en la válvula EGR. Todo lo anterior depende del tipo de combustible, de la refinación y de los aditivos. Lo que sí es cierto es que es más frecuente que se produzca con el combustible diésel, al tener mayor concentración de azufre.

¿Cuáles son los síntomas de exceso de carbonilla en el motor?

  • Exceso de humo y muy negro
  • Exigimos al motor y no nos da lo esperando.
  • Consumo excesivo de combustible.

Si se cumple alguna de estas tres premisas, es el momento ideal para hacer una descarbonización del motor.

Para llevar a cabo el proceso se suele usar gas oxihidrógeno (HHO). Un gas con un alto poder calorífico que hace que suba temperatura rápidamente cuando se inyecta en la admisión. Con esto se crea una pirólisis controlada que elimina la carbonilla. El calor generado por el gas y el vapor de agua es lo que descarbonizará el motor. El proceso dura más o menos una hora.

Para tener un buen mantenimiento del motor esto debería de realizarse cada 15.000 o 20.000 kilómetros.

¿Cuáles son las ventajas de realizarlo?

  • Menos consumo, menos contaminación, menos vibraciones.
  • Recuperación de potencia y par motor.
  • Mayor suavidad de funcionamiento.
  • Mejoría en el sonido del motor

En resumen, la descarbonización hará que nuestro coche funcione casi como el primer día.

Fuente: https://noticias.coches.com/consejos/descarbonizacion-del-motor/335985

¿Qué es la válvula EGR? Funcionamiento y Averías

Aunque no sepamos nada de mecánica y no nos interese, muchas veces cuando llevamos nuestro vehículo al taller, siempre sale el nombre de la famosa válvula EGR. En este artículo os la vamos descubrir.

¿Qué es?

La válvula EGR (Exhaust Gas Recirculation o Recirculación de Gases de Escape), es un elemento anticontaminante. Su labor es la de recircular los gases procedentes del escape hacia la admisión. Es decir, reintroducir los gases más contaminantes de la combustión del diésel, los famosos NOx (óxido de nitrógeno). El fin es la reducción de la contaminación.

La válvula ERG conecta los colectores de escape con los de admisión. La clave en la reducción del óxido de nitrógeno a través de una bajada de temperatura en la cámara de combustión al recircular los gases.

En motores modernos la EGR entra en funcionamiento con una señal de los sensores de temperatura del motor, régimen del motor y carga de la aceleración. Dependiendo de los datos que reciba la ECU (Unidad de control del motor) se abrirá la EGR o no.

Lo normal es que la válvula EGR esté abierta cuando circulamos con el motor caliente, baja carga y régimen de motor bajo. Se puede activar de dos formas, por medio de actuador de vacío o por un actuador eléctrico (más eficientes). Algunos coches equipan un refrigerador en la válvula con lo que se reduce la temperatura aún más y contaminan menos.

La contrapartida a esto es que la EGR resta potencia al motor.

Que averías podemos tener

Siempre que hablamos de EGR, hablamos de carbonilla. Si se acumula excesiva carbonilla en la válvula se producirán fallos con tirones, pérdida de potencia del motor y dificultad de arrancar el motor en frío. Cuando esto ocurre, el coche entra en modo protección o avería y limita el régimen del motor o la velocidad.

¿Cómo evitamos las averías?

Aunque parece una locura, olvidarse de la conducción eficiente (bajas revoluciones, marchas largas) y optar por una conducción más alegre sobre todo en ciudad. La contrapartida es que gastaremos un poco más de combustible.

 

Fuentes: https://www.actualidadmotor.com/valvula-egr-que-es-funcionamiento-averias/

¿Qué son las válvulas del motor y para qué sirven?

En el artículo anterior hablábamos del árbol de levas. Vimos que estaba íntimamente ligado, con el siguiente elemento del que hablaremos hoy: Las válvulas del motor.

Las válvulas del motor son elementos metálicos que permiten la entrada de la mezcla de combustible/aire y la salida de los gases de la combustión. Son elementos imprescindibles para el funcionamiento del motor.

Están formadas por una parte alargada (espiga, vástago) y por otra parte plana (plato o cabeza).

Su parte alargada está situada en la culata, apoyadas en el árbol de levas, como ya vimos en el capítulo anterior. La cabeza de la válvula está situada en el cilindro.

¿Existen diferencia entre las válvulas del motor?

Hay de dos tipos: Las válvulas de admisión (más grandes) y las válvulas de escape.

La razón de que tengan tamaños diferentes se debe a la presión diferente que soportan. Las válvulas de admisión soportan una presión similar a la atmosfera, lo que favorece su mayor tamaño. Las válvulas de escape tienen una mayor presión, no necesitan ser tan grandes, pero si más resistentes.

Existen diferencias entre los materiales del que están hechas, al tener que soportar diferentes temperaturas. Mientras que las válvulas de admisión soportan unos 200 grados centígrados, las de escape sufren temperaturas de 700 grados centígrados.

¿Qué problemas tienen?

El principal problema que sufren las válvulas es la falta de refrigeración, pero si nuestro motor esta adecuadamente lubricado no tendría que haber ningún problema.

Pero que ocurre cuando una válvula se estropea, pues que la explosión o la expulsión de gases no se realiza correctamente. Normalmente se debe a que la válvula no apoya bien sobre el cilindro, con la consecuente fuga de gases. Esto provocará un desequilibrio térmico y de compresión en el motor, que puede desembocar en una avería grave.

Fuente: https://www.actualidadmotor.com/el-rol-de-las-valvulas-del-motor/

¿Qué es el árbol de levas y para qué sirve?

¿Qué es el árbol de levas y para qué sirve?

Estamos seguros que muchos de vosotros sabéis qué es el árbol de levas, incluso sabéis para qué sirve y cómo funciona, pero otros de vosotros no lo sabréis.

En este artículo os vamos a explicar de forma sencilla qué es y para qué sirve este importante elemento del motor.

¿Qué es?

Es una barra o eje de rotación que tiene una palas o levas que accionan la apertura y cierre de las válvulas. Es un elemento de suma importancia que controla los elementos que producen la potencia que necesita el vehículo para moverse.

¿Dónde está situado?

Sobre la culata y está unida al cigüeñal por medio de la correa o cadena de distribución.

En algunos casos puede haber dos. Uno para las válvulas de admisión y otro para las de escape.

¿Cómo funciona?

Cuando accionamos el contacto, se genera un impulso eléctrico que hace que el cigüeñal se mueva. Esto hace que las bielas empujen y retraigan los pistones hacia los cilindros. En ese momento se comprime la mezcla de aire y combustible la cual genera la explosión que hace que se mueva el coche.

Como el árbol de levas está conectado al cigüeñal, este inicia su rotación que permite a las válvulas abrirse y cerrase para que pase la mezcla y expulse los gases de la combustión.

Averías

Existen dos problemas principales que aceptan al árbol de levas:

  • Una holgura excesiva.
  • Falta de lubricación.

El segundo de los casos es el más habitual, porque al ser un elemento en continuo movimiento, requiere una lubricación óptima para evitar rozamientos que lo desgasten.

Síntomas de avería

Para evitar el gripado de la pieza y que el coche no arranque, necesitamos conocer los síntomas que nos indicarán una posible avería.

  • Traqueteos en el motor: mal acoplamiento de los engranajes o desgaste excesivo.
  • Pérdida de potencia: apoyo del eje gripado, levas con holgura o rotas.
  • Chirridos estridentes: a punto de griparse. Comprobar apoyos.

Fuentes: https://www.abc.es/motor/reportajes/abci-arbol-levas-coche-y-porque-necesitaras-saberlo-202001220117_noticia.html

https://www.motor.es/que-es/arbol-de-levas

alternador

Como detectar una avería en el alternador del coche

El otro día escribimos una articulo sobre el mantenimiento de la batería del coche y ahora le toca el turno a otro elemento eléctrico, el alternador.

Tanto la batería como el alternador están íntimamente ligados, ya que cuando el coche está circulando el alternador se ocupa de cargar la batería.

Ahora bien, ¿Como detectamos una avería en el alternador?

Uno de los primeros indicadores, suele ser la iluminación de un testigo en el cuadro de mandos del vehículo. Este testigo suele ser de color y con formas de batería con los signos más y menos, aunque esto depende de cada fabricante. Suele ser intermitente y aparece cuando activamos un sistema de gran consumo eléctrico como pueden ser el encendido de las luces o el sistema de limpiaparabrisas.

Por otra parte, si el alternador no está funcionando correctamente no envía suficiente energía a los sistemas eléctricos y estos pueden funcionar parcialmente o funcionar de forma más lenta. Esto suele ocurrir en el funcionamiento de los elevalunas eléctricos o en la baja intensidad en las luces de los faros.

Otra forma de saber que el alternador está en mal estado, es por medio del sonido. Estos son producidos por la correa de accesorios (polea que conecta con el cigüeñal), que puede estar poco tensa o desgastada. También puede provenir del propio alternador y nos indica un fallo en las piezas móviles o en los rodamientos.

En casos más graves, el alternador deja de alimentar la batería. Como consecuencia, la batería se descarga y lo más probable es que no podemos arrancar el coche un día. Aunque lo más común es que sea la batería, no podemos descartar como causa el alternador.

Una forma fácil de saber si nuestro alternador esta averiado es conectar un voltímetro a la batería, la cual esta conectada al alternador. Con el vehículo parado la batería tiene un voltaje de 12V, con el coche arrancado tiene que oscilar entre 13,5 y 14. Si es bajo o fluctúa indica que el alternador esta averiado.

Fuente:
https://www.abc.es/motor/reportajes/abci-sintomas-alertan-sobre-averia-alternador-coche-202001270142_noticia.html

10 Consejos para el mantenimiento de la batería de tu vehículo

Los coches cada vez tienen sistemas eléctricos más complejos, por lo que cada vez es más importante el mantenimiento de la batería de nuestro vehículo.

Ahora bien, ¿Cómo hacemos que la batería dure más y no nos de problemas?

Deberíamos de dejar el mantenimiento a los profesionales, pero podemos realizar algunas tareas nosotros mismos para mantener en buen estado la batería y no llevarnos sorpresas desagradables.

1.- Utiliza la batería correcta.

Utiliza la batería que recomienda el fabricante. No utilices una batería más pequeña con el fin de ahorrarte dinero, por que esto puede salirte caro en forma de avería del sistema eléctrico, además de poder estropearte la propia batería.

2.- Mantén limpia la batería y las conexiones.

La humedad es el gran enemigo de las baterías ya que pueden producir cortocircuitos, por lo que te recomendamos lavarla con bicarbonato sódico y agua, seguido de una limpieza con agua destilada. Con esto lo que pretendemos es neutralizar el ácido.

Si la acumulación de ácido y sulfato de cobre es muy grande, la limpieza la realizaremos desconectando los terminales* y con un cepillo de alambre duro.

*Nota: Esto solo debe de realizarse si tu vehículo tiene un modulo de memoria que tenga conectado los sistemas críticos del vehículo. En caso contrario no realices esta operación ya que el coche puede perder la memoria y no arrancar.

3.- Evita las temperaturas extremas.

4.- Arranca con el embrague pisado.

Esto hará que no se fuerce el sistema de transmisión. Así, la batería solo tendrá que arrancar el motor.

5.- Mantén la batería atornillada en todo momento.

6.- Evita trayectos cortos.

Es aquí donde más sufren las baterías, ya que los alternadores en un recorrido tan corto no les da tiempo a recargarla.

7.- Cuidado con las instalaciones eléctricas que realizas en tu coche.

Si montas un equipo de audio, mira bien que todos los cables y conexiones estén correctamente aislados. De lo contrario, cuando el vehículo este parado se pueden producir derivaciones de electricidad que descargaran la batería.

8.- Si tienes el coche parado mucho tiempo.

Lo recomendable es que una vez al mes arranques el vehículo y recorras unos 30 kilómetros. Otra alternativa es desconectar la batería, basta con quitar el borne negativo y asegurarse que no toca con ningún elemento metálico.

9.- Si el motor está parado, desconecta todo.

10.- Si la batería está débil arranca con todo apagado.

Fuentes: https://arrancadordebaterias.info/7-consejos-basicos-correcto-mantenimiento-la-bateria-del-coche/

https://www.autofacil.es/accesorios/2013/04/22/10-trucos-alargar-vida-bateria/13863.html